Inicio > Noticias > ¡Muchas Gracias! – Día Internacional del Voluntariado
12932960_1003893476314255_998447236092711089_n
Compartir en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Cada 5 de diciembre se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Voluntariado, instituido por Naciones Unidas en 1985.

¡Muchas Gracias! a todo nuestro voluntariado

Desde Cáritas Diocesana de Almería, con motivo de este día, queremos reconocer y agradecer a las más de 900 personas voluntarias, que participan en nuestra entidad en toda la provincia, con su dedicación y entrega, sensibilizando sobre la importancia de aprender a vivir en común; tomando conciencia de la responsabilidad del cuidado del planeta y denunciando las situaciones de injusticia y falta de cumplimiento de los derechos humanos.

Para que Cáritas pueda llevar a cabo su misión, necesita organizarse y contar con personas voluntarias, con las que hacerse presente junto a las personas que viven la injusticia de la pobreza.

El voluntariado en Cáritas

Cáritas no podría llevar a cabo su misión sin el concurso vital de las personas voluntarias. Sus cerca de 84.000 voluntarios y voluntarias, que representan el 95% de los recursos humanos de toda la Confederación Cáritas en España, son el motor que impulsa y hace posible la acción de acogida, escucha, promoción de aquellos a quienes el Papa Francisco denomina “víctimas del descarte”.

Desde su participación gratuita en los distintos ámbitos parroquiales y diocesanos, el de Cáritas es un voluntariado comprometido en la defensa de los derechos y la dignidad de las personas que viven la injusticia de la pobreza, y que cree en el cambio social hacia una sociedad más justa.

Un voluntariado activo, que aporta a la sociedad no sólo desde las tareas realizadas, sino también desde las actitudes expresadas.

Un voluntariado capaz de organizarse y participar a través de respuestas colectivas frente al individualismo preponderante.

Un voluntariado coherente desde la acción realizada y que, desde aquí, crece como persona y como cristiano.

Un voluntariado que plasma, a través de su participación, unos valores como la solidaridad, la gratuidad y la igualdad.

Un voluntariado con disponibilidad para la acción y para la formación, superando la barrera de la buena voluntad y promoviendo una acción de calidad.

Un voluntariado, en suma, entendido como un proceso, que se va construyendo día a día por medio de la tarea, la formación y el acompañamiento.

¿Quieres hacerte voluntario? entra aquí